Anian Cosmetics

En Anian, con casi tres décadas de experiencia en el sector de la cosmética y la higiene, somos el ejemplo perfecto de fusión entre tradición e innovación, lo cual nos ha permitido posicionar varios de nuestros productos como referentes en sus segmentos de mercado.

Blog

ANIAN COSMETICS / Anian  / Échale un pulso a tu edad mientras duermes
crema facial antiarrugas q10

Échale un pulso a tu edad mientras duermes

El verano es para vivirlo intensamente y nuestro cuerpo nos sigue fielmente para lo bueno y para lo malo. Por eso nos relajamos y divertimos. Y por el lado no tan bueno el sol, la sal y el cloro nos hace pagar cierta factura. Por ejemplo, nuestra piel se reseca y desnutre. Los meses bajo el sol se notan y la piel necesita un tiempo de hidratación intensa. Para ello, los expertos recomiendan emplear dos tipos de crema hidratante, uno para el día y otro para la noche. ¡Tenemos dos opciones que no te puedes perder!

Con la vuelta a la rutina y al trabajo, a veces nos olvidamos de nosotros mismos, y el cuidado de nuestra piel, por ejemplo, pasa a un segundo plano. Desde Anian te ayudamos a que esto no ocurra y que los próximos nueve meses hasta que llegue de nuevo el verano luzcas una piel deslumbrante y nutrida.

Nuestra línea de cremas faciales rescatará tu piel sedienta y le devolverá su vitalidad. Estas cremas están compuestas de Q10, una coenzima que previene el envejecimiento de la piel contribuyendo al metabolismo energético de la célula que reduce las arrugas y previene su aparición. Ambas cremas son necesarias para un cuidado intensivo de la piel deshidratada y con las primeras huellas de la edad, pues nuestra piel necesita diferentes cuidados y mimos según el momento del día.

Una noche de sueño reparador

Por qué es necesario usar dos tipos de cremas durante el día y la noche: nuestra piel funciona de manera diferente cuando estamos expuestos a la luz del sol y cuando dormimos.

Cada hora que pasa, nuestra piel va perdiendo agua, es decir hidratación, y debemos reponerla con crema, además de con una ingesta habitual de agua que trabaje la piel desde el interior. La crema de día debe cumplir funciones como protegernos del sol, la polución y las condiciones ambientales. Por esta razón, ambas cremas están enriquecidas con vitamina E. Esta vitamina es un potente antioxidante que protege las células de nuestra piel de los radicales libres. También incorporan ácido hialurónico, un ingrediente que aumentan la elasticidad de la piel y rellena las arrugas desde dentro. Además, una de sus principales funciones es la retención del agua en la matriz intracelular del tejido conectivo y por lo tanto es la encargada de mantener las propiedades plásticas de la piel (relleno, volumen y cohesión) y contribuye a la hidratación.

Por la noche cuando descansamos, nuestra piel se pone en funcionamiento para reparar y es necesario una crema que le ayude a nutrirse y regenerarse, pero en esta ocasión, los filtro UVA y UVB que incorpora la crema de día son innecesarios. El foco está en tratar problemas como la falta de hidratación, la elasticidad y las arrugas incipientes en el mejor momento. Si le damos las sustancias adecuadas para mantener una piel saludable y joven durante este ciclo, los efectos se potencian.

Pero para conseguir sacar el máximo beneficio a cualquier crema facial, hay que aplicarla sobre la piel limpia, así que ¡no hay que olvidar desmaquillarse cada noche y crear un lienzo en blanco para que la coenzima Q10, el ácido hialurónico y la vitamina E te ayuden a levantarte siempre con buena cara!

No hay comentarios

Escribe un comentario